CARGANDO

Escriba para buscar

Destacadas Noticias

Es una persecución

Compartir

El juez de garantías de Esquel, José Colabelli, opinó por FM DEL LAGO sobre la decisión del Superior Tribunal De justicia, tras imponerle una multa por un monto de $1500, al considerar que el magistrado, ejerciendo su función, no actuó como correspondía.
Colabelli, rememorando el caso que inició el año 2012, indicó que ideológicamente se reusó a aprobar el pedido de extracción de muestra a la menor de 12 años de edad que había sufrido una violación, fruto de la cual quedó embarazaba y atravesaba un par de semanas de gestación. “Lo que subyace es que mi criterio es defender la vida” lanzó el Juez.
El magistrado recordó que en aquella ocasión, “No autorice la extracción de muertas” de ADN, por proteger el principio y el derecho a la vida. Además aclaró que, a su consideración, el hecho no cumplió con lo estipulado en el Artículo 86 del Código Penal de la Nación, que establece como aborto no punible el que se practicare a fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la mujer (aborto terapéutico); o el que interrumpiere un embarazo fruto de una violación o de un atentado cometido sobre una mujer idiota o demente.
Dos años después, en el mes de Mayo, el Superior Tribunal de Justicia consideró factible imponer el pago de una multa por $1500, tras la “deficiente actuación del magistrado” en el proceso, aunque hoy se hace de público conocimiento tras haber sido apelada ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.
“No me cabe duda de que lo que se da es una persecución a los jueces por esto de primar el derecho al aborto, “lo que subyace es que mi criterio es defender la vida”.
Aunque el Juez Colabelli manifestó que percibe una persecución porque “se avanza en tratar de doblegar el criterio de los jueces por cuestiones ideológicas”.

Audio: Jose Colabelli