Último momento

Rodolfo Barroso disparó contra los empleados del poder judicial que no trabajan como corresponde

El Jefe de la Oficina Judicial de Esquel  Dr. Rodolfo Barroso en contacto con FM DEL LAGO, se refirió al funcionamiento de la oficina luego del malestar que presentan empleados que trabajan en el área y que decidieron  trabajar por tercios cada 14 días, el funcionario indicó “cuando cesó la cuarentena, el superior decidió cerrar las oficinas de tribunales, volvimos a las oficinas con un protocolo que exigía que todos juntos no podíamos volver y eso hizo que armamos dos grupos, 50% cada grupo de empleados y funcionarios, concurran día por medio, en el caso que trabajaban medio mes, a partir de la semana pasada un grupo de empleados optaron por empezar medidas de fuerza sin concurrencia al lugar de trabajo ningún día y no respetando el sistema de guardia mínima, está guardia implica que cuando hay medidas de fuerza hay un grupo de gente que si o si debe concurrir para atender las necesidades urgentes que se presenten en el fuero penal”

Respecto a las medidas que tomaron los empleados y que afectará a todo el sistema judicial, precisó “oficialmente la medida es por la situación salarial que nos involucra a todos, antes se respetaba las guardias mínimas para atender urgencias que son impostergables por casos de homicidios, abusos sexuales, hoy la modalidad fue concurrencia 0, aun violando el sistema de guardia mínima que está previstos en los compromisos asumidos por SITRAJUCH, estamos hablando de un servicio esencial, se iniciaron conversaciones con SITRAJUCH, el Superior Tribunal me pidió hablar con los delegados para ver cuanta gente nos iban a dar, dialogue con los representantes del gremio, los empleados judiciales no quisieron reunirse, hicieron una presentación y exigieron fijar días y horas de trabajo con anuncios de que se va a hacer y que no se va a hacer, son condicionamientos y exigencias laborales fuera de la normativa prevista”

Consultado sobre cómo se está tratando de cubrir la demanda ante la negativa de los empleados, comento “hoy somos tres personas, hay audiencias que son de los privados de libertad que no se pueden suspender, estamos cancelando el resto como robo en grado de tentativa, incumplimiento de  asistencia familiar, abuso sexual, violencia de género, estas audiencias no se pueden hacer y son casos graves que se mantenían con las guardias mínimas”

El funcionario judicial indicó “cuando existen estos conflictos salariales son inevitables las medidas de fuerza porque es un derecho constitucional, hay que preguntarse cuáles son los límites, los derechos no son absolutos, las medidas de fuerza no pueden implicar que alguien no trabaje ningún día del mes y pretenda cobrar un sueldo, la medida dispuesta por el gremio judicial es eso, es pretender que el derecho de huelga es un derecho absoluto y que no se va a trabajar y que en algún momento el gobierno provincial pague un salario entero”

Ante un profundo malestar, Barroso comentó “Hoy solo estamos trabajando los funcionarios, un solo empleado de mantenimiento, nadie más, el resto somos funcionarios que estuvimos trabajando durante la cuarentena en los domicilios, hubo una exigencia de SITRAJUCH que se les pague internet, que se les de equipos y sillones ergonómicos para trabajar en la casa, obviamente esto no se cumplió y el superior tribunal nos dijo que los funcionarios teníamos que trabajar, venimos trabajando sin parar, en el grupo   de funcionarios que tengo hay dos con cáncer y están trabajando igual, quiero hacer un reconocimiento a ellos porque la gente insulta y no trata a todos de vagos y  no somos todos vagos, hay gente que les pone el pecho a esta situación laboral, este discurso en la calle de que cobramos más por el rango que tenemos y somos oligarcas, pareciera que el sueldo no nos hace falta para cubrir nuestras necesidades, reconozco al grupo de funcionarios que están trabajando”

“la situación es muy crítica, el sistema nuestro es que todos los grupos y empleados y funcionarios trabajamos en la oficina Judicial que es un organismo distinto, los jueces no tienen empleados directos, el juez  no tiene un grupo de empleados, acá la oficina tiene empleados a disposición de los jueces” comentó el titular de la oficina judicial de Esquel.

Al ser consultado sobre la reunión mantenida con representantes gremiales, comento “Los voceros del grupo son Cristian Brugo, Vilma Grennier y Carrizo son los representantes del sindicato con los que hablamos, más allá de la predisposición ellos sirvieron de intermediarios, hay cuestiones que se charlan sentados en una mesa cara a cara, en este contexto hay derecho a una medida de fuerza que se visibiliza, lo que acá se ha hecho es boicotear el sistema, después de la cuarentena la oficina judicial atiende normalmente, estuvimos 4 meses sin que se pudiera atender las audiencias, nosotros en nuestros domicilios atendemos las audiencias a los presos por videollamada, sin sillón ergonómico, cuando volvimos era urgente ponernos al día con lo atrasado, cancele 3 cámaras Gesel en 15 años de trabajo, es una nena abusada sexualmente que viene a contar lo que paso, el sistema dice que no hay que revictimizar a esa nena porque ya es traumático lo que le pasó, tener que decirle que no se va a hacer porque hay paro es muy difícil”

Haciendo una crítica a la situación que atraviesa el sector ante la falta de pago de los sueldos y el impacto que tienen las medidas en las actuaciones diarias, manifestó “La situación extrema es no salir del propio ombligo, mirarse el ombligo propio y pensar que lo único que  está afectado es mi situación, me gustaría reflexionar sobre que se le dice a un comerciante que tuvo que cerrar sus puertas, que se le dice a un comerciante que está hipotecando todo para salir adelante, hay gente que está trabajando en un contexto donde puede contraer una enfermedad que le puede costar la vida, si toda esa gente está trabajando y sigue ejerciendo su derecho al reclamo, no se puede hablar de empatía, la empatía no es una declaración, todos las causas de violencia de género están cayendo en un contexto nacional donde se han incrementado”

Sobre las manifestaciones de algunos empleados sobre una presunta persecución laboral, el funcionario indico “dicen persecución, hablan y se dicen cosas, a un empleado con   60 errores detectados en una auditoria la traslade 15 metros de un escritorio a otro, era delegada gremial y Sitrajuch me denuncio porque yo persigo a la gente, hablan y hablan, pero el sumario me lo pedí yo mismo y el superior me investigo, les dije que si yo perseguía  a los empleados era un acto de discriminación, la discriminación forma parte de mi vida por la realidad que tengo como padre, el superior tribunal concluyo que eran habladurías de los empleados judiciales, si yo persigo que los empleados judiciales, hagan la presentación, molesta de mí que soy exigente y exijo trabajar, reconozco el derecho de huelga, pero bajo ningún punto de vista yo persigo al empleado, si decirle al empleado judicial que tiene que hacer su trabajo es porque cobra un sueldo que sale de los impuestos de la gente, yo no incumplo mi trabajo, los jueces pueden atestiguar, que hagan un sumario y digan si persigo o no a la gente, se cobra tarde mal, pero se cobra”.

Para finalizar, se refirió a la nota que entregó el gremio “La nota que presentaron nos da instrucciones a nosotros y se arrogan las atribuciones de decir que trabajo se va a decir y que no, ellos no son quienes para hacerlo, acá son los jueces, fiscales y defensores quienes van a decidir cuáles son las causas que se van a atender, acá parece que hay derecho a reclamar todo pero se están obligando sus obligaciones por el cual cobran un sueldo”.

Comments

comments