Último momento

Modesto Cárdenas, ex combatiente que prepara viandas para las abuelos y familias más carenciadas de Trevelin

Desde hace unos dos meses, Modesto Cárdenas conocido en la localidad como “Malvinas” prepara ollas de comida para ayudar a las familias más humildes del Pueblo del Molino, junto a su hijo, su compañero Soto también ex combatiente preparan los alimentos para ayudar, las raciones se entregan en el Centro de Excombatientes ubicado en la Calle Río Percy, en contacto con FM DEL LAGO mencionó “Surgió esto porque yo vivo en el Barrio Malvinas y recorro mucho, vi la situación y un día conversando con mi esposa le dije que quería un comedor, se dio y hoy lo estoy haciendo con recursos propios, la gente se entero y voy a seguir, hay muchos abuelos necesitados, les llevo la comida en el auto con mi hijo que me está necesitando, mis compañeros ex combatientes también me están dando una mano, somos 4 o 5 y me apoyan”.

Consultado sobre el destino de esos alimentos que preparan los fines de semana, el héroe de Malvinas remarcó “Entregamos viandas a abuelos y a los niños que necesitan, les damos pan y la comida, vamos a coordinar con la gente del Barrio Malvinas para organizarnos y no superponer la comida. Calculo que lo voy a poder sostener bastante, hay un dios que en todo momento me apoya para poder seguir con el comedor, hay gente de varios barrios que se acerca a buscar comida o sino pueden se lo llevamos en el auto, para eso estoy bien para ayudar a la gente, siempre la comunidad nos acompañó en los actos el 2 de abril y eso se devuelve”.

Sobre los recursos con los que cuentan para preparar las viandas, mencionó “Recibo mi pensión como veterano de guerra, trabajamos en la leña con mi hijo, nos levantamos y salimos, yo soy de Paso de Indios, pero estoy radicado acá en Trevelin”.

En la entrevista surgió preguntar sobre su participación en la guerra de Malvinas que marcó un antes y un después en su vida, Cárdenas comentó “a los 12 años vine a trabajar a Cholila,  en el 82 fui convocado para ir al Regimiento de Campo de Mayo, allá tuvimos dos meses de instrucción y ahí nos dieron destino, pedí ir a Tierra del Fuego y de ahí a las Islas Malvinas, volví al continente luego de 15 días de estar prisioneros junto a Soto, acá nos conocimos y nunca más nos despegamos, retornamos en Bahía Blanca y después me volví al batallón para recuperarme y volví a Cholila a trabajar y de ahí viví en Trevelin con mi familia, estoy colaborando con el  hambre y la pobreza, esto lo hago con mucho amor, se sumaron vecinos que me van a ayudar con carne, harina, pan, fruta para los chicos”.

Comments

comments