Último momento

“La cuenca del Sacanana donde hay un reservorio muy importante como para desarrollar cualquier tipo de proyecto”

La preocupación por la sequía que presenta la región ante la falta de lluvias y nevadas, ha llevado a las autoridades a planificar acciones concretas para paliar la temporada de verano, inclusive declarar la emergencia hídrica, en contacto con FM DEL LAGO, el hidrogeólogo Carlos Scatizza presidente de la consultora Hidroar, habló del panorama que se viene y según estudio realizados por la consultora en la zona de la meseta chubutense, advierte que hay agua para consumo, ganadería, consumo e inclusive para el proyecto Navidad “las condiciones climáticas si uno las ve en la historia, años y décadas, para entender cómo viene el clima, en la foto del día de hoy podemos ver a tres años y uno percibe y nos interesa lo que está pasando, estamos por debajo de las medias históricas, los promedios están en el orden 200 milímetros en la costa, ruta 40, y estamos por debajo de esa media, en alrededor de 150 y 180 mini metros, yendo más atrás no es tan así, estuvimos bastante más encima, las precipitaciones van cambiando, en la década del 60, estábamos en 160 milímetros, pero la naturaleza va modificándose y lo difícil es predecirla”.

En cuanto a la emergencia hídrica y las obras que se necesita en la meseta chubutense, donde históricamente llueve menos que en cordillera, se habla de acuíferos, el profesional dio su opinión y contó detalles de los acuíferos que hay en la meseta chubutense “tenemos que estudiar cada una de las cuencas y hacer las evaluaciones, los estudios se han enfocado en la cuenca de Sacanana, Gastre y Senguer, en esa parte de la cuenca lo que hay de reserva subterránea es dos veces el dique Ameghino, si uno analiza toda el agua que cae en Sacanana es de unos 254 hectómetros cúbicos, el dique Ameghino tiene unos 1500 hectómetros cúbicos, estamos hablando de un 20% que se recarga en esos acuíferos y mantiene su nivel dentro de ciertas magnitudes, por eso siempre hay alguna variación, los acuíferos bajan dos o tres metros y los años húmedos ascienden hasta que el agua aflora y trae inundaciones y complicaciones superficiales”.

En cuanto al consumo de agua que hay en los acuíferos en la provincia, el hidrogeólogo comento “lo que hay de agua en acuíferos no está cuantificado, hay dos diques en Sacanana, hay dos en Gastre, en Senguer pueden llegar a haber 10, después hay otras cuencas que no han sido estudiadas, cuando hablamos de consumo de agua, tenemos que hablar de lo que se consume en la provincia, si lo queremos comparar con el dique, estamos hablando que en la provincia se consume la mitad del dique Ameghino, todos los usos de agua en la provincia, entre riego, ganado, población e industria, son 700 hectómetros aproximadamente, para riego se lleva un 85%, para ganado es un 1%, para la población es 1% y la industria es 1%, cuando uno ve el consumo de la población de Chubut que es de 500 litros por habitante, es un valor excesivo y muy alto, eso parte es de cultura cuando abre la canilla y la deja abierta, se genera un derroche de este recurso, parte pasa por eso, y puede ser que parte pueda ser alguna industria que está en el consumo, se solapa un poco, quizás pueda ser el 1.5 del consumo de una ciudad”.

Respecto a la cuenca del Sacanana y Gan Gan donde está el proyecto Navidad y el agua que hay en esa zona, el profesional manifestó “hay 3150 hectómetros cúbicos, es decir dos diques Ameghino, recarga 254 hectómetros por año, se repone en función de las precipitaciones, el consumo es muy bajo, no llega ni a un hectómetro cubico, el proyecto tiene previsto tomar 3.4 hectómetros por año, en toda la vida del proyecto que van a ser 18 años, va a tomar menos de la mitad de lo que recarga por año, representa el 1.4 % de la recarga, la cuenca de Sacanana tiene la capacidad de almacenar, tiene la posibilidad de conducirse, escurrir y acumularse, cosa que en otra cuenca no ocurre, hoy los 254 hectómetros cúbicos que caen se están evaporando, va a hacer el circuito del agua, el tema es que si uno no la utiliza se pierde, acá en el proyecto Navidad se está hablando de 3.4 hectómetros cúbicos, hay una reserva de 160 hectómetros cúbicos, solamente con el agua que hay se abastece el proyecto, que es el agua que esta almacenada donde está el mineral, en esa zona podría forestarse, agregar ganadería, es una zona degradada por el clima, podría ser aprovechada y darle valor a la tierra que hoy no la tiene” comento en dialogo con FM DEL LAGO.

Comments

comments