Último momento

El Gobierno Provincial comenzó con trabajos de remediación en la comarca andina

El Gobierno de la Provincia, a través del personal del Servicio Provincial de Manejo del Fuego dependiente de la Secretaría de Bosques, comenzó días atrás a realizar acciones de remediación en sectores afectados por el incendio forestal acontecido en la zona de Lago Puelo y El Hoyo, el pasado 9 de marzo.

Las acciones en cuestión se enmarcan en las recomendaciones del estudio de evaluación de severidad de los incendios y riesgos ambientales asociados a la perdida de cobertura vegetal, y zonas de alta pendiente.

Brigadistas de las bases Golondrinas, Lago Puelo y Puerto Patriada comenzaron los trabajos en terreno el pasado día viernes, bajo el asesoramiento del equipo interdisciplinario compuesto por técnicos de la Secretaría de Bosques, el Ministerio de Ambiente de la Nación (Dirección Nacional de Bosques), INTA, CIEFAP, CONICET – CIEMEP y varias cátedras de la Universidad Nacional de la Patagonia.

Es preciso destacar que la pérdida de cobertura superficial por fuego juega un papel importante en la erosión pos-incendio; así la erosividad e intensidad de la lluvia, la cobertura superficial y la topografía son los factores dominantes en la producción de sedimentos después del incendio.

Ya con las primeras precipitaciones registradas días atrás se evidenciaron en prácticamente toda el área afectada indicios de erosión laminar (superficial) concordantes con las altas pendientes que tiene la parte de la cuenca afectada por el incendio.

Es esperable una mayor escorrentía (flujo superficial del agua) y una alta producción de sedimentos durante toda la época de lluvias, que pueden taponar las tomas de agua y generar la formación de riachos de lodo. Asimismo, podrían ocurrir deslizamientos de remoción en masa en algunos puntos críticos.

La cantidad e intensidad de precipitaciones que se registren tendrán una marcada influencia en las posibles contingencias para los próximos meses, o años, hasta que el suelo recupere cobertura vegetal.

Por ello se comenzó con la construcción de las llamadas “biofajas”, que son fajas construidas con troncos del quemado, dispuestos en sentido perpendicular a la pendiente, y trabados con partes de troncos o rocas para evitar su deslizamiento.

Así se generan por un lado barreras para cortar la pendiente y disminuir la velocidad de escurrimiento, y por otro, pequeños diques de contención de sedimentos en zonas de fuerte pendiente, ayudando a mitigar procesos de mayor escala.

También se iniciaron actividades de limpieza en algunos sectores del Arroyo La Catarata, actividades que se intensificarán en estos días tanto con recursos municipales como del IPA. Debido a los pronósticos de tormenta para la zona, también se ha dispuesto personal de la Secretaría de Bosques monitoreando zonas críticas.

Paralelamente, y debido a la magnitud del área afectada, se está coordinando con diversas instituciones (Secretaría de Bosques, Dirección General de Defensa Civil, Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable, Instituto Provincial del Agua, Vialidad Provincial, Ministerio de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud) un dispositivo de alerta temprana ante cualquier tormenta que pudiera desencadenar procesos de remoción en masa con eventuales impactos en la comunidad.

Estas instituciones estarán en articulación con el COEM convocado por el municipio de la localidad de El Hoyo al que se suma instituciones locales como los Bomberos Voluntarios y grupos de voluntarios.

Se espera aceitar los mecanismos de respuesta del Estado en su conjunto ante cualquier emergencia, y por otro lado generar avisos preventivos para los habitantes en zona de riesgo.

Comments

comments