CARGANDO

Escriba para buscar

Destacadas Noticias

Apertura del primer parlamento federal del clima: Jacqueline Caminoa estuvo presente

Compartir

La presidente de la cámara alta, Gabriela Michetti, junto al senador Pino Solanas encabezaron la ceremonia de apertura del primer parlamento federal del clima del cual participó la diputada de Cambiemos, Jacqueline Caminoa con legisladores de todas las provincias del país.
Caminoa coincidió con la titular del Senado, Gabriela Michetti en que hay que modificar nuestra matriz energética para cuidar el ambiente, “y la mejor forma es con más federalismo, si bien no nos pondremos de acuerdo en muchas cosas, todos sabemos que debemos buscar nuevas formas de matriz energética, somos la provincia con mayor cantidad de generadores eólicos, tenemos potencial solar y debemos apuntar en las energías limpias”.
La diputada además habló en el recinto sobre cómo fue afectada Chubut,ya sea por el agua o por el fuego, con la perdida de gran masa boscosa y ciudades que quedaron devastadas por las lluvias, y recordó que la provincia fue la primera en establece un sistema de áreas protegidas de la costa con el avifauna, “hemos tenido luchas ambientales como la no instalación de residuos nucleares y la lucha contra la megamineria a cielo abierto con uso de cianuro”.
Dejó en claro que los chubutenses no están en contra de la minería “pero si del uso de cianuro” y habló de la cumbre ambiental que hizo el gobernador Mario Das Neves al que dijo que asistió “porque tenía que ver con el uso del agua, de la minería y de la posible instalación de una central nuclear en la Patagonia que todos rechazamos”.
Lamentó lo que se vino haciendo con las tierras despojadas de los bosques “porque han terminado en negocios inmobiliarios” además habló de la desertificación de la meseta, del saqueo de los mares “porque en el límite de las 200 millas hay verdaderas ciudades de buques de otras banderas que vienen detrás de nuestro recurso pesquero y no respetan nada, afectando la plataforma continental”.

Michetti “cambiar la matriz energética”

La titular del Senado, Gabriela Michetti; junto al presidente de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Fernando Solanas (UNEN- Ciudad Autónoma de Buenos Aires); y al canciller de la Pontificia Academia de Ciencias, Monseñor Marcelo Sánchez Sorondo; encabezaron la apertura del Primer Parlamento Federal del Clima en el Día Mundial del Medio Ambiente.
“Es importante que modifiquemos nuestra matriz energética para cuidar el ambiente, y que haya un consenso federal en la materia”, sentenció Michetti al tiempo que consideró que “el cuidado del medio ambiente tiene que ser una política de Estado de largo plazo que traspase las administraciones temporarias”.
Asimismo, subrayó que “para crecer, la Argentina, va a necesitar energía pero queremos que esa energía sea generada a partir de la utilización de recursos renovables” y enfatizó que “el desarrollo sustentable es la única opción”.
Seguido, instó “cambiar nuestras prácticas, actitudes y cultura: cuidar el medio ambiente es una responsabilidad que tenemos que asumir todos y es un desafío para cada una de las naciones del mundo y los individuos en si mismos, las familias”, concluyó.
A su turno, Solanas puso en valor que “el objetivo de este parlamento apunta a establecer un punto de convergencia alrededor del combate del calentamiento global con todas las provincias y estimular el nacimiento de iniciativas que ayuden a confrontarlo”, luego de lo cual destacó la importancia de “promover un cambio en nuestras actitudes cotidianas: pasar del modelo de derroche y consumo hacia una vida mucho más equilibrada y que no colisione con la naturaleza”.
En tanto, Sánchez Sorondo afirmó que hay un “consenso científico de que estamos ante un preocupante calentamiento global” y coincidió en la importancia de “tomar conciencia de la necesidad de realizar cambios de estilo de vida y de consumo” para poder prevenirlo.
“Las consecuencias del cambio climático las sufren los pobres del mundo, los marginados, los que no están preparados”, concluyó, “quienes además no pueden utilizarlas: sufren las consecuencias de lo que utilizan otros”.