CARGANDO

Escriba para buscar

Destacadas Noticias

Gasoducto: es una obra diseñada, licitada, adjudicada y contratada durante el Gobierno de Macri

Compartir

El diputado nacional de Chubut por Cambiemos, Gustavo Menna, afirmó este sábado que “es absolutamente falso” lo expresado por el legislador del FpV Santiago Igón quien manifestó públicamente que las obras de repotenciación de los gasoductos Cordillerano y Patagónico están paralizadas. “La obra comenzó el 2 de noviembre de 2017 y desde entonces nunca se detuvo”, dijo Menna, quien especificó que el avance es de un 48%.

En este sentido, el diputado dijo que “la gente de la Cordillera sabe perfectamente que la obra no se hizo ni se empezó durante el Gobierno kirchnerista porque el principal reclamo que escuchamos en la región es la imposibilidad de acceder al servicio de gas por falta de capacidad de transporte”.

Y añadió que el costo actual de la obra por habitante es hasta tres veces inferior a lo que el Gobierno kirchnerista anunció y hasta firmó, pero nunca cumplió.

“La obra va a satisfacer un universo de 22.500 usuarios contra los 10.000 de la obra que nunca cumplió el kirchnerismo, que tenía un costo de $180.000 por usuario contra los $63.000 por usuario de la obra actual”, ejemplificó Menna.

Por ello, “es absolutamente falso lo que expresó el diputado Igón. Tampoco es cierto que el kirchnerismo haya ejecutado las obras del gasoducto: solo firmó convenios con los municipios de Bariloche y El Bolsón en un esquema poco transparente que comprometió más de $1.800 millones que nunca se ejecutaron”, dijo el legislador radical.

“A tal punto es así que existió un protocolo firmado con Bariloche el 3 de agosto de 2015, es decir, a poco de concluir el mandato, y en un esquema repetido de tercerizar los fondos para eludir controles por sobreprecios”, precisó.

En contraposición, dijo Menna, “el Ministerio de Energía de la Nación licitó la obra como corresponde en el año 2016, adjudicando la fabricación y provisión de nuevas cañerías y loops a las empresas SIAT, Siderca, Royo y Secco; como así también el montaje de cañerías y plantas compresoras a Contreras”.

“La obra comenzó el 2 de noviembre de 2017 y desde entonces nunca se detuvo”, enfatizó. Y agregó: “Es una obra íntegramente diseñada, licitada, adjudicada y contratada durante el Gobierno del presidente Macri. Actualmente tiene un avance promedio del 48%, dependiendo de los tramos”.

Avance firme

En este aspecto dejó en claro, también como respuesta a Igón, que “es mentira que se haya ejecutado solo un 3% de la obra. Avanza firmemente, tanto en lo que respecta al Cordillerano que viene desde Neuquén como al Patagónico que viene desde Cerro Dragón”.

Menna detalló que la ejecución “comprende dos aspectos: fabricación de caños y loops, por un lado; y montaje de cañerías, loops y plantas motocompresoras en el despliegue territorial como obra propiamente dicha”.

Menor precio

Agregó que el actual Gobierno Nacional la adjudicó “a menor precio que las contrataciones del exministro De Vido que nunca se concretaron y ni siquiera tuvieron principio de ejecución”.

“El presupuesto de la obra -detalló- es de $1.417 millones de pesos. Incluso se adjudicó por un precio 18% inferior al presupuesto oficial. En el caso de las cañerías, el costo es hasta un 50% inferior a los precios que pagaba el kirchnerismo en contrataciones similares”.

“Avanza y no ha tenido más que los contratiempos habituales que se suscitan en cualquier obra de este tipo”, dijo Menna.

Explicó que, “por ejemplo, en el Patagónico hubo reprogramaciones por meteorología y permisos. No obstante, se prevé que para el próximo invierno estarán listas las plantas compresoras de Senguer y Gobernador Costa”.

“En el caso del Cordillerano, Camuzzi obligó a reprogramar el traslado de plantas hasta octubre para evitar riesgo de colapso en época invernal, en particular en Bariloche. Y existieron atrasos en la entrega de caños fabricados por la empresa Royo”, indicó.

Por ello, dijo Menna, “ante la evidencia de que ahora se hacen obras que antes solo eran anuncios en videoconferencias y con precios inflados como consecuencia de la cartelización y la corrupción, al kirchnerismo solo le sale mentir y sembrar confusión, jugando con las expectativas de la gente”.

“La obra es una realidad y se va a concretar, como tantas otras que el Gobierno anterior fue incapaz de realizar, ya que tenía una concepción de obra pública para hacer negocios espurios con empresarios cómplices”, agregó.

“Solo basta recordar los fraudes con los gasoductos de Skanska y Nación Fideicomisos o el acuerdo para traer gas de Venezuela que firmaron Kirchner y Maduro y jamás se concretó”, continuó en este sentido.

Y finalizó: “Se va a concretar como se pudo terminar con el puerto de Comodoro Rivadavia luego de estar cuatro años parado, como se pudo terminar la primera etapa del aeropuerto de Comodoro, como la Ruta Nacional 26 y como todo lo que se hace con seriedad y transparencia”.

Siguiente Artículo

Próximo