CARGANDO

Escriba para buscar

Noticias

Chubut promueve el uso del Preservativo Vaginal como método anticonceptivo y para prevenir enfermedades de transmisión sexual

Compartir

El Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de Salud, se encuentra impulsando una campaña de promoción de prácticas anticonceptivas, en el marco de la cual se recomienda a la comunidad provincial la utilización del preservativo vaginal y su incorporación dentro de las distintas opciones de cuidado que existen para prevenir los embarazos no deseados, el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS).

La campaña en cuestión fue organizada de forma conjunta por el Programa de VIH e ITS, dependiente de la Dirección Provincial de Patologías Prevalentes y Epidemiología; y el Programa de Salud Sexual y Reproductiva, que pertenece a la Dirección Provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, con el objetivo de facilitar el acceso a los preservativos vaginales a toda la población chubutense.

Propósito de la Campaña

Al respecto, el referente provincial del Programa de VIH e ITS, Sebastián Restuccia, explicó que “el eje central de la campaña está dirigido al cuidado de las prácticas sexuales de las personas de nuestra provincia, brindándoles la información que necesitan para la toma de decisiones cuidadas”

En el mismo sentido, el funcionario provincial resaltó que “el preservativo vaginal es un método anticonceptivo que garantiza la autonomía en el cuidado de las mujeres y otras identidades para decidir sobre su vida sexual y reproductiva”.

Además, Restuccia señaló que “dentro de los objetivos de esta campaña se destacan la prevención de nuevas infecciones de transmisión sexual; la introducción de una estrategia alternativa para evitar los embarazos no intencionales, sobre todo en la adolescencia; la promoción de métodos preventivos que sean accesibles por parte de las poblaciones priorizadas; y, finalmente, el fortalecimiento de la autonomía de las personas con vagina en lo que respecta a sus prácticas sexuales”.

Autonomía en el cuidado

Por su parte, la referente provincial del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, Verónica Vivanco, remarcó que “todos tenemos el derecho a elegir libremente el modo de cuidarnos en las relaciones sexuales, según nuestros gustos, comodidad y placer, por tal motivo, la incorporación del preservativo vaginal dentro de las opciones anticonceptivas amplía las posibilidades de cuidado de todas las personas con vagina”.

Instituciones donde acceder al preservativo vaginal

Además, el Ministerio de Salud provincial informó que las personas interesadas pueden acceder al preservativo vaginal contactarse con las siguientes instituciones: el Dispositivo de Salud Sexual y Diversidad del Hospital Subzonal de Rawson (teléfono 280-4853994, IG @saludsexualydiversidadrw); la Comunidad Internacional de Mujeres Viviendo con VIH/SIDA (ICW) en Puerto Madryn (teléfono 280-4839223, Gachy Awad); y la Fundación Convivir de Comodoro Rivadavia (teléfono 297-4009273).

Asimismo, quienes deseen efectuar consultas o recibir más información también pueden comunicarse con el Programa Provincial de VIH e ITS (correo electrónico programavihchubut@gmail.com, IG @programa_vih_chubut) y el Programa Provincial de Salud Sexual y Reproductiva (correo electrónico saludsexual.chubut@gmail.com).

Preservativo vaginal

También llamado preservativo interno o preservativo femenino, es un método anticonceptivo conformado por una funda delgada y resistente con dos anillos blandos en cada extremo, uno de los cuales se coloca de forma interna dentro de la vagina, mientras que el otro queda afuera y cubre los genitales externos, previniendo así las infecciones de transmisión sexual y los embarazos no intencionales.

Prevención de ITS y embarazos no deseados

Esto resulta fundamental ya que en la actualidad existen 140.000 personas con VIH en Argentina, con 4.500 casos nuevos que son detectados cada año, además del aumento sostenido de otras ITS, como la sífilis y las infecciones por gonococo y chlamydia.

Lo cual se suma a los embarazos no deseados en la adolescencia, haciendo necesaria la incorporación del preservativo vaginal como una opción más dentro de la oferta de métodos anticonceptivos cuyo acceso efectivo debe ser garantizado por los Ministerios de Salud nacional y provincial.